Primeros pasos en Generation 3

Generation 3 es un juego de navegador desarrollado por VTC Studios. El clásico juego de navegador de corte medieval que nos sumerge en una época oscura con distintos reinos en liza por el control de un continente, reino o vete tú a saber qué extraños delirios.

Los pueblos de Generation 3

En el caso de Generation 3 conviven, al menos por ahora, tres civilizaciones: Los cosmopolitas Dargard, los curiosos Norwales y los aguerridos Kalmar.

Evidentemente las diferencias entre cada pueblo van más allá de su nombre, y no hace falta leerse extensos manuales para verlas. El juego nos explica todo muy bien mientras creas tu pueblo. Si eres un apasionado de la gestión y el desarrollo de ciudades, deberías elegir a los Dargar, que saben construir edificios más eficientes y con menos recursos que el resto. Por el contrario, si te gusta desarrollar más la parte científica y estratega, los Norwales son tu elección, al combinar un gran intelecto con dotes estratégicas. La tercera, como no podía ser de otra forma, son los ‘bestias’, expertos forjadores de armas , más efectivas que las de cualquier otro pueblo, que amedrentarán a más de uno en el campo de batalla.

Primeros pasos…

Los instantes en Generation 3 los pasas configurando aspectos tan importantes como la facción, nombre de tu líder, la posición de tu capital (eligiendo la provincia, no la situación exacta)  y el nombre de ésta. Cuando hayas acabado, entrarás al juego propiamente dicho, y ahí comienza tu aventura.

generation 3

Nuestros primeros pasos dentro de la interfaz estarán guiados por un consejero, que nos explicará paso a paso funciones tan básicas como construir un edificio y evolucionarlo, hasta contratar oficiales para dirigir los ejércitos o administrar la ciudad, pasando por la exploración y explotación de los recursos que rodean nuestra ciudad. La verdad es que si no fuera por esa pequeña ayuda, estaríamos perdidos, ya que el juego tiene una gran cantidad de opciones de gestión en todos los aspectos: militar, social y económico.

El apartado gráfico puede darte un susto si esperas grandes cosas, la verdad es que cuando sales de la ciudad, el escenario parece estar casi vacío, con ausencia de accidentes en el terreno y una desproporción de tamaños entre las ciudades y demás elementos del mapa bastante acusada (o eso o estoy rodeado de gigantes). Sin embargo, cuando situamos nuestro foco en la ciudad, nos encontramos con un escenario más amigable, con unos edificios bien diseñados, un escenario vistoso y dinámico en el que vemos a los habitantes de nuestra aldea desarrollar su vida con total normalidad.

Tras las murallas de la ciudad

Es en la pantalla de ciudad de Generation 3, al menos en los primeros estadios de nuestra aventura, donde pasaremos más tiempo. La ciudad es el centro neurálgico de nuestro reino, más si encima es la primera. En esta pantalla veremos cómo se aglomeran distintas interfaces, muy bien repartidas para no entorpecer la jugabilidad, con distintas funciones. Unas son menús de opciones generales, otras llaman a su vez a otros menús emergentes con más opciones (hay muuuchas opciones y profundidad) y otras simplemente informativas, estas son las clásicas que muestran los recursos de los que disponemos y cuántos generamos cada hora.

generation 3 avance

Comenzar a crear una sociedad parece fácil, y en esencia lo es: construir unas cuantas casas para alojar a los habitantes, explorar los alrededores y establecer campamentos para explotar los recursos y asegurarnos un suministro estable de ellos, establecer almacenes donde guardar nuestros bienes y evolucionarlos para aumentar su capacidad, bodegas donde salvaguardar parte de nuestros bienes para que en caso de que asalten la ciudad no se los lleven, etc. Pero esto no es así en Generation 3, lo complicado no tarda en llegar cuando debemos preocuparnos por quién y cómo va a gestionar los distintos aspectos del juego, pues nuestra ciudad necesitará un alcalde, diplomáticos y funcionarios, nuestros ejércitos oficiales, y no podemos elegir a un cualquiera. Tendremos que hacer uso de la taberna para enterarnos de qué personajes podemos fichar, artistas, ingenieros, oficiales, espías y cotilleos que el bonachón de Pepín, regente de la taberna, nos proporcionará gustoso a cambio de jugosas cantidades de dinero.

Los distintos edificios de los que consta nuestra ciudad, en especial la academia, nos dan acceso a distintas opciones como reclutamiento, gestión de los impuestos o el estudio de mejoras para nuestra civilización en formas de tecnologías divididas en tres grandes ramas: ejército, economía y estragetia. Y os puedo asegurar que en Generation3 la cantidad de tecnologías es tan amplia, que podría rivalizar con muchos juegos de estrategia tradicionales.

Tecnologías y más tecnologías…

Hablando de la profundidad que alcanza Generation 3, la academia es el edificio ideal para hablar de ello. Dentro de ella encontraremos el apartado militar, vemos que se ha dividido en cuatro grandes grupos: infantería, diferenciando entre cuerpo a cuerpo y a distancia; caballería y maquinaria de asedio.  Con un total de tres tipos de mejoras por grupo, hacen un total de 12 posibilidades para configurarnos un árbol tecnológico único. Algo parecido pasa con la economía, en la que encontramos tecnologías tan dispares como las típicas de recolección de recursos (alimentos, madera, hierro, piedra…) mejoras en los edificios e incluso una investigación que nos permite mejorar el estudio de nuevas tecnologías. Lo mismo sucede con el apartado de estrategia, que, aunque al principio no le encontraba gran utilidad, ha demostrado ser un gran apoyo a la hora de mejorar las habilidades de nuestros espías u oficiales, además de abaratar los costes del reclutamiento de todo tipo de unidades.

generation 3

Cuando queremos profundizar en asuntos como dirigir ejércitos u otros aspectos más generales, deberemos construir el edificio adecuado y contratar un general, o el funcionario necesario para ello. Estos personajes tienen sus propias características personales como  la valentía, astucia, valor, conocimiento, salud, y varias más. Estos parámetros son los que definen qué personaje es mejor para cubrir uno u otro puesto, ya que tener a un general poco valiente nos puede llevar a una derrota, o un funcionario poco astuto realizar malas gestiones en nuestra ciudad, quién sabe si incluso podemos llegar a ver traiciones por elegir mal a nuestros dirigentes.

generation 3 pantalla

Después de contaros todo esto, basta decir que con Generation 3 nos encontramos con un juego de navegador con unos gráficos cuidados, aunque bastante mejorables. Muy complejo y profundo en las opciones de gestión de los distintos aspectos como la economía, diplomacia y temas militares. Algo que lo convierte en un juego para jugadores avezados, no para novatos, que sin duda huirán aterrorizados al ver como se pierden entre un montón de pantallas abiertas en las que a veces cuesta incluso saber qué hacer.

Si quieres echarle un ojo a Generations 3 y formar parte de su comunidad, visita su página web oficial y regístrate. Además, puedes seguir de cerca su desarrollo en MMOGamer.es.

About the Author

Elliot Castellanos
Enganchado a un mando desde los 4 años, por ello, ahora no sé diferenciar la realidad de la ficción. Escribo a lomos de mi corcel blanco y veo orcos por todas partes.