SWTOR – Primeras impresiones de la beta

SWTOR – Primeras impresiones de la beta

Hemos estado jugando durante días a la esperada beta de SWTOR. No te pierdas el veredicto de nuestros expertos acerca de este esperado MMORPG de BioWare.

Por Héctor Montoro – ‘Kreidmar’

Cuando uno se ha criado en la época de la cultura pop y ha crecido junto a emblemáticos personajes como Las Tortugas Ninja, Heidi o Mazinger Z es inevitable adquirir cierto filtro de visión que convierten unos dibujos animados normalitos en auténticas figuras icónicas. Star Wars o La Guerra de las Galaxias, a pesar de pertenecer – o más bien dar comienzo a – esa época, no requiere de filtros de ningún tipo para encumbrarse a la categoría de hito. Gracias a la perfecta combinación de elementos clásicos de las aventuras de caballeros , que derrotan al dragón para rescatar a la princesa, con naves espaciales, pistolas blaster y alienigenas de todas las formas y colores y aderezado con una banda sonora digna de un puesto de honor entre las mejores sinfonías de todos los tiempos, Star Wars ha sido, es y será un icono no solo de la cultura popular, sino de la fantasía literaria y también digital de todos los tiempos.

SWTOR

Si por algo se caracteriza BioWare es por poner mucho cuidado en lo que hace. No se anda con prisas ni recurre a chapuzas para terminar a tiempo los trabajos. Lento pero seguro, que se dice a veces. Con SWTOR puedo decir personalmente que estoy satisfecho con lo que me he encontrado a nivel de acabado. En cuanto a la calidad del juego… simplemente soberbio. Paso a desglosarlo por secciones:

Presentación y creación del personaje: Como no podía ser de otra manera, el juego comienza con el tráiler introductorio que todos conocemos. A continuación pasamos a la creación de personaje, que aunque bastante completa, para mi gusto escasea en algunas opciones. Mediante una barra deslizante vamos seleccionando los diferentes aspectos del personaje; entre los que encontramos rostros -ya predefinidos- cabellos, cuernos, color de ojos, cicatrices, adornos, etc. Cabe destacar la posibilidad de escoger entre cuatro tamaños de cuerpo, delgado, medio, grande y corpulento. Es un detalle que se agradece.

SWTOR

Comienzos de la aventura: El fantástico tema principal de Star Wars y el archiconocido panel de texto deslizante nos ponen en situación tras comenzar a jugar. Cada uno de los personajes cuenta con una historia propia, de principio a fin del juego. No apareces mágicamente sin más, sin una razón, y nada más llegar se te pone en situación. Desde el primer momento te sientes parte de la aventura, sientes que eres alguien importante y no un simple paquete de nivel 1 al que cualquier don nadie puede mandar a matar 10 ratas o a robar las velas de unos pobres goblins.

Desarrollo: BioWare nos vuelve a deleitar una vez más con un argumento digno de película, pero esta vez a escoger entre las 4 clases de cada facción. No estamos jugando un juego que se termina a nivel 50. Estamos jugando un juego… ¡de ocho posibles! Simplemente por el motivo de querer conocer las otras historias, o bien jugar la misma historia pero escogiendo otras respuestas (de nuevo, BioWare) que nos lleven a otros resultados o desenlaces, es un juego que nos va a dar para muuucho tiempo.

SWTOR

Jugabilidad: Aunque se encuentra aún en fase beta y podemos encontrar algún fallito visual o sonoro aquí y allá, el acabado es tan espectacular que simplemente los ignoramos. En todo momento tenemos la sensación de encontrarnos en el mítico universo de Star Wars. Vestimentas, vehículos, alienigenas, ciudades espaciales, planetas fantásticos cubiertos por ruinas milenarias, nada desentona entre todo aquel caos de diferencias culturales e ideológicas que es un universo dividido en dos por la guerra. Animaciones fluidas, expresiones del rostro muy acertadas y una vocalización de todos los textos del juego ante la que sólo puedo quitarme el sombrero.

Por José Luis Carande – ‘Ark’

Como ya sabréis y conoceréis la expectación que levanta Star Wars: The Old Republic entre seguidores y fans de dicho juego y saga, aunque ésto es algo que me gustaría desmentir. Star Wars: The Old Republic no está únicamente dirigido a fanáticos de Star Wars ni mucho menos, que por supuesto va a sorprenderlos también. Yo personalmente, habiendo ya jugado a la beta, puedo aseguraros con firmeza que es un título especialmente dirigido a amantes de los buenos MMO. Posee un acabado de los escenarios y una jugabilidad de ensueño; una historia muy profunda para cada clase, con una trama principal distinta y única.

Personalmente he tenido el gusto de probar todas las clases y disfrutar de cada una de las historias  de una manera nueva y especial. Me imagino que os preguntaréis por qué de una manera nueva, pues con gusto os contesto. Cada clase cuenta con una trama que nos llevará a distintos planetas y a lugares distintos en cada sistema, llevando a cabo distintos objetivos y tareas.

Por poneros un ejemplo: la trama principal de un Caballero Jedi es la de ayudar a los demás y potenciar su sensibilidad a la fuerza gracias al Focus (concentración), para así llegar a dominar de manera efectiva sus poderes de la fuerza. Cada capítulo, includo su prólogo, hará de nosotros el Jedi que deseemos ser; bien sea un Jedi centrado en la pureza del lado luminoso, o bien un Jedi corrompido por el ansia de poder que nos llevará a explorar los caminos del lado oscuro. Toda acción que realicemos en nuestra historia principal causará consecuencias en el futuro, y la historia cambia dependiendo del camino que decidamos seguir, ya sea el del bien o del mal. Todo esto es completamente apreciable dentro del juego, ya que nuestras decisiones pueden determinar la vida y la muerte de algunos personajes del juego, y por si fuera poco, decidir el destino de un planeta entero.

SWTOR

El Caballero Jedi es una de las clases que más me ha impactado, ya que combina unos movimientos sencillamente espectaculares que a más de uno le recordará a los movimientos de las películas y de protagonistas como Obi-Wan Kenobi y Anankin Skywalker; por poner algún ejemplo. Además de la interacción en los diálogos con distintos personajes, podemos apreciar los cambios de estado que sufre nuestro avatar, pues dependiendo de la respuesta, nuestro alter ego virtual reacciona de una manera u otra. Están muy conseguidos tanto las voces como la caracterización de cada uno de los personajes con los que interactuaremos durante nuestras aventuras.

Personalmente durante los primeros niveles que he jugado cada personaje que encontramos durantes las misiones y historia principal es completamente nuevo en todos los aspectos, la voz, el aspecto, etc. Sin olvidar claro está las Flashpoint que son las mazmorras de Star wars the old republic, que también tiene lugar en su interior una trama orientada espacialmente a cada una de las diferentes Flashpoints que encontraremos a lo largo del juego. En cada una de ellas tiene lugar una historia que nos sumergirá al instante en una mazmorra repleta de enemigos, mini jefes, y jefe de final de fase…incluido un jefe bonus que, si acabamos con él, obtendremos una increíble recompensa.

SWTOR

Diferencias entre clases:

La verdad que cada clase cumple su función en Star Wars: The Old Republic, los cuerpo a cuerpo (melee) tienen sus puntos fuertes, mientras que los ranged (larga distancia) también cumplen las expectativas de los jugadores. Es decir, el balanceo entre clases está diseñado para que cada clase pueda combatir a su clase opuesta. Por ejemplo, un Jedi Sentinel armado con dos poderosos sables de luz, combate contra un Bounty Hunter (Cazarrecompensas) armado con poderosas armas tecnológicas, misiles, y diferentes gadgets.

Entran en combate entre sí y… ¿quién decís que podría ganar? Sencillamente el jugador con mayor habilidad, ¿y eso por qué? Os preguntaréis… Pues mirar, el Jedi Sentinel puede acortar distancias con una carga directa hacia el objetivo y causar muchísimo daño en muy poco tiempo, pero claro, el Bounty Hunter puede contrarrestar ese daño masivo con una solución de carbonita congelando al Jedi Sentinel, y alejarse rápidamente de él para, acto seguido, bombardear al Jedi Sentinel con misiles Aire-Tierra y proyectiles imbuidos en plasma que causan un daño periódico. Pero claro, como os comentaba un poco más arriba, el jugador con mayor habilidad se hace con la victoria.

SWTOR

Primer contacto con nuestra nave:

Como ya conoceréis algunos, cada clase tiene una nave especialmente diseñada para él. En mi caso, pude visitar y utilizar dos de ellas: La Defender (Jedi, y Jedi Consular), y la ThunderBolt (Nave personal del Trooper). Ambas, como podréis imaginar, una belleza en su interior, con acabados de ensueño, representado al detalle el estilo del universo de Star Wars. En su interior es un mundo completamente nuevo. Es  nuestro lugar privado y personal en el que interactuamos con nuestros Companion (Compañeros) para incrementar nuestra Afinidad con cada uno de ellos mediante misiones personales y conversaciones. Sin olvidar, claro está, que es como nuestra base de mando, en la cual podremos almacenar objetos en las taquillas a modo de banco; participar en misiones galácticas de combate en el espacio con nuestra nave destruyendo estaciones espaciales, cazas, destructores, acorazados, etc. Digamos que como un ‘matamarcianos’ pero muy muy bien hecho.

Además de ser nuestro medio de transporte para viajar a los 17 distintos planetas de manera rápida y segura, nuestra nave puede ser modificada con mejoras; bien sean de armadura, escudo, mejoras de blaster, mayor munición de torpedos o generador de escudo deflector, etc. Todo lo necesario para que tu nave en combate de la talla en combates galácticos.

SWTOR

Más información de SWTOR en el sitio web oficial.

About the Author

MMOGamer.es
El equipo de redacción de mmogamer.es