The Secret World – Un MMORPG que esconde otro mundo

the secret world slider

Huelga decir, nada más empezar este análisis, que The Secret World es un riesgo por parte de Funcom inconmensurable: Un riesgo que, por otra parte, han tenido el valor de asumir. Porque la mosca detrás de la oreja, sobre todo de la comunidad de jugadores y de la que MMOGamer.es es fiel espejo por pulsar constantemente la opinión habitual de los jugadores: ¿Un nuevo MMO de la gente de Age of Conan? Paso, seguro que la vuelven a cagar. Esta es, y tenemos que ser sinceros, lo que la inmensa mayoría de los jugadores tiene en mente y desde aquí, somos perfectamente conscientes.

Distinto es lo que leeréis en mil webs: Que si es un equipo de desarrollo muy reconocido, etc. Apelarán a éxitos pretéritos: Los creadores de Anarchy Online, en la prehistoria del género MMORPG, que si Ragnar Tournquist es el dios de los guiones y que parió The Longest Journey (parece que ya nadie se acuerda de que Dreamfall fue otra decepción, aunque muchos amamos a April Ryan).  Esto es así y nosotros no podemos obviarlo a la hora de valorar su nuevo trabajo, porque no seríamos fieles a vosotros, nuestros preciados lectores y usuarios.

the secret world savage coast

Las historias de investigación están muy bien traídas y son ese soplo de aire fresco que propone The Secret World

 

Pero después de decir todo esto, en un alarde de sinceridad suicida, también debemos ser justos y decir: ¡Ole, los coj%$%$es de Funcom!.

Y se han ganado ese exabrupto porque no sólo no han cogido miedo sino que han hecho lo propio con el toro y en una epifanía de orgullo propia de algunos héroes de las Termópilas, han decidido darle la vuelta al género, mucho más allá que la tímida mini revolución del sistema de combate del MMORPG del cimerio con más testosterona del siglo XX.

En The Secret World, no sólo han decidido cargarse de nuevo algunos de esos convencionalismos supuestamente intocables como son el concepto de clase y la evolución por niveles, sino que también el propio desarrollo del juego lo han basado en la historia, pero todavía mucho más dependiente que, por poner un ejemplo cercano en el tiempo, en Star Wars: The Old Republic. Porque como ya os hemos venido anunciando semanas atrás, The Secret World es una historia fabulosa apta sólo para amantes del terror, las conspiraciones y demás argumentos ‘magufos’, sino que además ni siquiera se trata de eso, pues es una pantalla, una tapadera propia del mundo secreto para esconder un sistema de juego más cercano al rol tradicional, con cientos de opciones, habilidades y muy exigente con el jugador. Tan sólo le falta que, además, tuviese mazos de cartas. ¡Espera, y qué son entonces los ‘decks’! Pues eso.

PVP The Secret World

Las zonas de PvP nos han parecido muy divertidas. Aquí, la Warzone Persistente en Oriente.

 

Volver a explicar aquí el sistema de habilidades y de creación de personaje de The Secret World es totalmente redundante, porque podéis revisar en MMOGamer.es varios reportajes que hemos venido publicando sobre el juego en este enlace y en este otro, además de algún programa especial en MMOGamerTV durante el lanzamiento, que amablemente, TwitchTV se ha cargado de nuestra lista de retransmisiones en diferido tras cambiar el diseño (gracias chicos, si lo llegamos a saber, contratábamos Own3d) así que no se nos puede acusar de menospreciar al título o darlo de menos. Más bien todo lo contrario.

Pero en esta ocasión, estamos en la calle de las valoraciones y no es el momento de exponer de forma extensa cada una de las opciones del juego. Para eso tenemos las guías.

The Secret World ¿Un MMORPG distinto?

Lo que sí nos habíamos dejado en el tintero ‘ex profeso’ era el sistema de misiones, porque era el argumento perfecto para justificar nuestras opiniones de cara a la presente ‘review’ o análisis. The Secret World presenta no sólo las típicas misiones habituales en los MMORPG tradicionales: El sempiterno «ve a tal sitio y tráeme tal cosa o mata 200 criaturas pequeñas verdes y ‘viciosas’, no las ‘horrendas’, ni las ‘espasmódicas’, ahora toca viciosas, ¿ok?». Algo de eso hay, aunque bastante pocas y no pasa como en TERA Online, que el combate es tan divertido que casi da igual. Estás misiones, con un icono rojo de pies corriendo, son sólo un tipo.

Dungeons The Secret World

Los jefes finales son lo mejor de las Dungeons en The Secret World, aquí, el penúltimo de la primera mazmorra, The Polaris.

 

En The Secret World, además, existe una misión principal o de historia de facción que también hemos visto en otros juegos, muy relacionada, además, con la idiosincrasia y objetivos de las tres organizaciones en liza que pugnan por controlar el mundo secreto desde las sombras: Templarios, Iluminati y Dragon. La cuestión es que, además de ser narrativamente muy interesantes, estas misiones están aderezadas con otras, representadas por un ordenador portátil en icono verde, que están ahí como si nos hubiesen integrado una aventura gráfica dentro del juego. Es decir, se trata de misiones de investigación, bastante complejas y exigentes, que nos obligarán a quemar neuronas, visitar la web para buscar pistas y tampoco creáis que estas misiones están a la altura de cualquiera: Muchas de ellas requieren que el jugador tenga unos mínimos de cultura general. Por supuesto, estas misiones son lo más interesante del juego, desde el punto de vista del desarrollo, claro, porque como os he dicho, al final se trata de un juego de habilidades, puntos, estadísticas y mente matemática para conjugar todos esos datos en un personaje funcional. Lo que pasa es que está como escondido.

Al mismo tiempo, The Secret World ofrece misiones instanciadas para un sólo jugador en el que, incluso hemos tenido que superar ciertas pruebas más cercanas al género de las plataformas. En cuanto a las mazmorras, son inicialmente ocho con hasta tres niveles de dificultad. Lo mejor de esta parte cooperativa online, además de las recompensas y su hilazón con la trama del juego, es que están basadas casi en su totalidad en ‘mini-bosess’, por lo que los tradicionales ‘pulls’ de monstruos épicos son muy poco frecuentes. Además, las dinámicas de estos jefes intermedios en The Secret World son creativas y retadoras.

Como añadido, el jefe final suele incorporar todas las estrategias de sus aventajados acólitos, por lo que el desarrollo de las mazmorras tiene cierta lógica incluso en su forma de afrontarlas y aprender de ellas. Amén de que no hay que llegar a nivel épico para tener que esforzarse en aprender los ataques y rotaciones: Desde la primera mazmorra, el juego nos exigirá estar bien atentos, lo que no deja de ser un aliciente.

The Secret World, además, ofrece tres grandes escenarios de juego: Las costas de Nueva Inglaterra, escenario habitual de las novelas de HP Lovecraft en el que está inspirada la fase, Egipto, con una carga mítica y ceremonial muy importante (inicialmente pensé que me encontraría directamente con Nyarlathotep, pero aquí ya no hay rollo Lovecraft), y finalmente, en zona de alto nivel, Transilvania, con varios kilómetros y kilómetros cuadrados por explorar. Además, están las zonas de inicio de cada facción, tres áreas PvP (una es una ‘warzone’ persistente) más otras áreas de paso como Agartha o el club de la lucha de Nueva York (somos la mierda cantante y danzante del mundo…). ¿Será suficiente para los hardcore gamers? Pues si queréis que sea sincero, no creo que ningún título MMORPG de pago o free2play sea suficiente para muchos.

Contenido para hardcore gamers

Algunos os lo pasaréis en tres semanas y diréis aquello tan manido de: ¿y ahora? ¿dónde está el ‘end game’? Pero sinceramente, tras muchos títulos y tantos otros usuarios en situaciones parecidas, creo que esa es una batalla perdida. Siempre habrá jugadores que monten clan en el minuto dos, en el cuatro ya serán el clan con la mayor puntuación en todo y en el seis ya estarán esperando a que salga el próximo MMORPG o a que lleguen nuevos parches. ¿Os suena de algo? La cuestión es si el juego da de sí para el usuario medio. Yo mismo, por ejemplo, sé que tengo juego para unos dos o tres meses y luego veré qué más añadidos incorpora Funcom, que, por supuesto, ya ha prometido. Para seros de nuevo sincero, creo que si os da entre uno y dos meses de satisfacción, ya es más que las dos semanas de cualquier FPS. Y lo bueno de nuestro género favorito de los MMORPG, es que siempre puedes volver cuando llegue un parche con contenido nuevo. Esto es así.

Rueda de habilidades The Secret World

Como ya os hemos comentado en anteriores reportajes, la rueda de habilidades es la clave de The Secret World.

 

The Secret World es un título que parece abocado, por decisión propia, a disfrutar de un público fiel y escaso. Tanto es así, que Funcom ha decidido nadar vigilando la ropa y antes de que le vengan con reproches, ya ha implementado una tienda online con contenido de compra con dinero real. ¡Se os ha visto el plumero, amigos! Sinceramente, deberíais haberlo guardado para el plan B, aunque sí, mola mucho y lo que ahí se ofrece es interesante, pero el mensaje que se envía con un juego que se lanza a 50 euros, más suscripción, más tienda online no es muy correcto que digamos. En eso, Funcom ha querido asegurar y se ha pasado de frenada. Muestra más convicción que apostéis por un modelo de monetización y, por supuesto, tener dicho plan B escondido en las alforjas, por si acaso. Toda la valentía que muestran con el lanzamiento en sí de un título de estas características, se ve desdibujada por este paso en falso de inseguridad. ¿Cómo esperan que creamos nosotros en su modelo si ellos mismos se muestran dubitativos?

Concluyendo

A parte, y ya para terminar este análisis-artículo de opinión, The Secret World, además, luce de forma espectacular y hace uso de las últimas tecnologías gráficas gracias a su asociación directa con NVIDIA como una ‘tesselation’ o también Oclusión Ambiental que son casi de configuración obligada para disfrutar del juego gráficamente. Las iluminaciones, además, son una evolución de lo visto en Age of Conan y son de un preciosismo apabullante con un PC potente. Pero de nuevo, la base de The Secret World es una historia que creemos atraerá a muchos usuarios de cierto perfil y que descubrirán detrás un juego exigente, duro, donde podrán dar rienda suelta a sus instintos más matemáticos a la hora de configurar sus personajes únicos vía rueda de habilidades, probarlos en PvP, hacer mil modificaciones, compartirlos y alardear en Chronicle (una especie de Armería online para The Secret World). Es decir, es un título fabuloso que tiene un nicho muy específico dentro de otro nicho más específico como es el de los MMORPG.

Misiones individuales

Existen misiones individuales instanciadas cargadas de dramatismo y misterio como esta en Blue Mountain, la tercera y última fase de la primera zona.

 

Que sí. Terminaré el análisis con la manida frase: The Secret World es un auténtico soplo de aire fresco en el encorsetado universo de los MMORPG tradicionales. Con todo lo dicho antes también, eso sí. Y para mí, se merece un 9, por cierto.

Disfrutadlo aquellos que os encaje su propuesta y aquellos que no, opinad, que seguro que tenéis mucho que decir. ¡Ah! Y visitad la web oficial en este enlace.

[starreview tpl=56]

 

About the Author

Duardo
Juan Manuel Martín Castillo es periodista con más de 15 años de experiencia y CEO de DuardoMedia, su propia marca de producción de contenidos multimedia, web, consultoría SEO y formación.