Anmynor: Cuestión de género

Logo definitivo de Anmynor

Un viernes más estoy con vosotros listo para seguir desgranando poco a poco las tripas de Anmynor. Comprendo vuestras ganas de ver algo in-game y del gameplay, pero todo tiene sus tiempos y ciclos, ¡paciencia!

Precisamente a la hora de hablar de gameplay siempre nos encontramos con el eterno problema de las “etiquetas”. Hoy día es casi imposible hablar de “género” en el videojuego tal y como se ha aplicado este concepto en el mundo del cine, de hecho, no tenéis más que mirar en páginas webs del sector, en las categorías de los distintos organismos reguladores de la clasificación por  edad, etc,  para daros cuenta de que no existe un acuerdo o una clasificación “estándar”, una tipología pertinente con la que distinguir cada videojuego y englobarlo dentro de una categoría determinada.

Esto en parte es debido a la enorme diversidad que nos encontramos en el mercado y sobre todo, a la mezcla de géneros (si es que podemos llamarlos así) que presenta prácticamente cualquier juego actual… y no tan actual, llevamos ya años encontrando juegos de acción con toques de rol y plataformas, juegos de aventuras con zonas de conducción o puzle… Solo son ejemplos que todos conocemos de sobra y que representan la tendencia imperante.

Así, ¿dónde se engloba Anmynor? ¿A qué “género” pertenece? En los juegos online estamos acostumbrados a manejar a un solo personaje, un héroe tan increíble que él solito es capaz de superar hazañas alucinantes. Y si no es en solitario, es con otros compañeros o con aliados virtuales (mercenarios, mascotas, etc), pero siempre centrando la atención, el control y la cámara en un personaje, EL personaje. Y por otro lado, también tenemos los juegos comúnmente llamados “de estrategia” en los que adoptamos el papel de semi-Dios capaz de comandar hordas y ejércitos con un par de simples pulsaciones del ratón.

En Anmynor optamos por un punto intermedio entre estos dos exponentes, en el que nuestros personajes tienen entidad e importancia, los desarrollamos y mimamos como es debido pero al mismo tiempo, manejando en combate a cinco de ellos, teniendo en cuenta que debemos funcionar como una unidad y gestionar la tropa para salir airosos. En vuestra mano está comprobar qué resultados da ir a lo loco con nuestro Golem más poderoso olvidándose del resto o simplemente avanzar con los cinco juntitos de la mano como si manejásemos a un solo protagonista…

Entonces, vuelvo a preguntarme, ¿qué tipo de juego estamos haciendo? ¿Un juego de estrategia? ¿Un Action-RPG? Una vez más, las temibles etiquetas… Lo más acertado es describirlo como un juego de acción táctica donde la configuración de personajes y su desarrollo tiene un papel protagonista, pero creedme, las etiquetas nunca hacen justicia, así que lo único que me queda es deciros que espero que pronto podáis jugarlo y que vosotros saquéis vuestras propias conclusiones. ¡Tengo tantas ganas como vosotros, os lo aseguro!

Espero haber despejado algo vuestras dudas, ¡aunque sea mínimamente! ¡Nos vemos la semana que viene!

P.D.: Y de regalo, el segundo video-diario de desarrollo! http://www.youtube.com/watch?v=120hMcb4zzE

About the Author

Álvaro Daza
Diseñador del título de Spaniard Blend, Anmynor y autor del blog del desarrollador, Factoría de Golems.