Las cinco razones por las que jugar a World of Warcraft: Mists of Pandaria

Con unas pocas semanas de vida y sin haber alcanzado las cifras de ventas de Cataclysm, la nueva expansión de World of Warcraft parece haber rebajado algo las tensiones y críticas que ha recibido a lo largo de todo este año. Algunos apuntaban a un desesperado intento de Blizzard por mantener el MMORPG a toda costa incluyendo a los Pandaren como raza jugable, una de las demandas más antiguas de los jugadores, y los combates entre mascotas al estilo Pokémon. Mists of Pandaria ha conseguido contentar en mayor o menor medida a sus jugadores y reactivar miles de usuarios inactivos que han dado una oportunidad al nuevo contenido, debe ser cosa de la filosofía Zen que tan buen rollo transmite.

La verdad es que para los jugadores más veteranos puede costar motivos por los que seguir jugando a más de lo mismo ¿verdad?, pero cada expansión nos da la oportunidad de descubrir nuevas cosas y adentrarnos aún más en la historia de Warcraft. A continuación os doy cinco motivos por los que deberíais probar Mists of Pandaria.

  • Por la nueva zara, los Pandaren. Tantos años hace que vimos y fuimos cautivado por primera vez por el misterioso Chen Cerveza de Trueno que somos legión los jugadores que hemos deseado jugar con esta raza a World of Warcraft. De hecho era una de las candidatas a formar parte del elenco inicial de razas de World of Warcraft, pero finalmente han hecho falta cuatro expansiones para hacernos con uno de ellos, ¡Ya era hora!
  • El nuevo contenido, Monjes y Pandaria. Poder explorar un nuevo continente que ha permanecido oculto a nuestros ojos durante milenios es un gran aliciente. Además, hacerlo a manos de la nueva clase, el monje, capaz de tanquear, curar y hacer daño con un sistema muy similar al del pícaro, junto a la clara tendencia cultural asiática plagada de referencias a mitos y leyendas Chinas la convierten en una expansión muy atractiva.
  • ¡Peleas de gallos! de serpientes o de cualquier otra criatura que poseamos como mascota. En Mists of Pandaria podemos capturar a cualquier bestia y hacerla luchar contra las del rival para obtener puntos de experiencia y mejorar sus habilidades. Vamos, un Pokémon made in Blizzard en toda regla que ofrece una cantidad de horas de diversión casi infinitas.
  • La nueva vuelta de tuerca al apartado gráfico. Aparte de los espectaculares paisajes que podemos disfrutar en el continente de pandaria, que van desde yermas laderas y valles inabarcables hasta frondosas e infranqueables junglas, contamos con la promesa de Blizzard de que todas las razas, salvo los Pandaren, van a sufrir una puesta a punto gráfica acorde con los tiempos que corren. ¡Se acabaron esos humanos sin dedos y Tauren con muñones!
  • El nuevo lore y evolución de Warcraft. No podéis consideraros unos fans de Warcraft si no seguís la historia de sus personajes, desde el más carismático hasta el menos popular. Mists of Pandaria prosigue la historia justo donde la ha dejado Cataclysm, y vamos a ver mucho movimiento, os lo aseguro.

Si os he convencido y queréis saber más sobre World of Warcraft: Mists of Pandaria, podéis visitar su página web o leer los artículos publicados en MMOGamer.es.

About the Author

Elliot Castellanos
Enganchado a un mando desde los 4 años, por ello, ahora no sé diferenciar la realidad de la ficción. Escribo a lomos de mi corcel blanco y veo orcos por todas partes.