TERA Lore: No por mis manos… (Parte 2)

TERA Lore: No por mis manos… (Parte 2)

MMORPG.com nos trae la segunda entrega de la historia «No por mis manos»  de TERA realizada por R. K. MacPherson, escritor de En Masse Entertaiment. Para los que queráis conocer la primera parte de la historia podéis leerla aquí. En esta segunda parte conoceremos el desenlace de la misión de Makar y su equipo. Traducción realizada por TERAHispano – Fansite Oficial de TERA en España.

TERA Hispano fansite oficial españa

Ansioso por evitar más encuentros, el equipo caminó a través de los salientes de piedra que rodeaban el pueblo kulkari. Como los prisioneros kulkari a menudo eran sacrificados y regalados, el exarch estaba comprensiblemente desesperado por recuperar a su hija. El equipo de Shirin fue rápido e inteligente, pero carecía de la fuerza bruta para un asalto frontal. El rescate se realizaría con astucia en vez de con fuerza bruta. Por desgracia, los kulkari no eran tan tontos. Patrullas regulares barrieron los caminos y todas las entradas fueron fuertemente custodiadas.

«El plan es sencillo.» Viator sonrió. «Nos moveremos por los acantilados, y entonces caeremos detrás de las patrullas y sus baluartes. Eliminaremos a los centinelas antes de que den la alarma, nos apoderaremos de nuestro prisionero, y tomamos nuestro camino de vuelta por este lado del cañón.» El arquero señaló hacia el oeste. Las escarpadas rocas parecían escalables, a diferencia de las paredes verticales que componían la mayor parte del cañón.

TERA Hispano fansite oficial españa

«¿Saltamos?» Nerus parecía dudosa.

«No está tan lejos,» le aseguró Viator.

Makar miró por encima de la cornisa. «Ciertamente parece que está lejos.»

«No está mal,» admitió Shirin.

«Tiene la virtud de la simplicidad,» apuntó Makar.

«¡Hasta un estúpido tuwangi podría hacerlo!» insistió Viator.

«Eso explicaría por qué puedes hacerlo,» apuntó Nerys. Halwyn y Makar se rieron entre dientes.

«Makar y yo iremos primero,» dijo Shirin.

«¿Por qué el priest tiene que ir primero?» exigió Viator. «Yo soy aquí la vanguardia.»

Makar se inclinó hacia delante, interiormente complacido con la elección de Shirin. «Entre las bendiciones de los dioses hay un pequeño hechizo que puede poner al enemigo a dormir al instante. El efecto es de corta duración pero es lo más eficaz para silenciar a los centinelas asustados.»

Nerys sonrió. «Me pregunto si funciona con las inteligentes bocas de los arqueros.» Viator le sacó la lengua.

«Además, no necesitamos que trepar por las laderas afecte a nuestra huída. El poder de los dioses puede transportarnos a salvo a través del desierto. Simplemente necesitamos encontrar el rehen.» Makar se inclinó hacia delante.

Shirin agarró su lanza. «Vamos.»

***

Makar se arrastró tan silenciosamente como podía alguien de su tamaño. Su enorme cabeza superaba por poco el improvisado muro y vio a un pequeño human atado a una columna de piedra con una gruesa cuerda. Sus muñecas estaban en carne viva. El polvo y la arena se pegaban a su sudorosa piel, pero parecía ilesa. Makar se volvió a mirar a los demás y asíntió con la cabeza.

Shirin se puso la lanza a la espalda y se movió primero. Cuando Makar intentó seguirla, Viator lo detuvo y se movió por delante del priest. Makar es difícil de enfadar pero su paciencia se estaba agotando. Él era un soldado, un siervo de la luz, y un veterano en todo derecho. Se merecía algo mejor que ser tratado como un aficionado sólo porque era el nuevo del equipo. Extendió una mano enorme y tiró de Viator hacia él.

TERA Hispano fansite oficial españa

«Mantente sobre lo planeado,» el baraka retumbó en el oído de Viator. Pasó al atónito castanic y siguió a Shirin. La chica parecía estar dormirda. Makar se paró delante de ella cuando Viator se unió a él. Shirin se arrodilló detrás de la niña y usó su mano enguantada para impedirle gritar.

La chica se despertó al instante y tiró de sus ataduras como si intentara alejarse. Shirin murmuró, «No grites. Alertarás a los kulkari.»

Los ojos muy abiertos de Sabia miraron a uno y a otro. Trató de mirar hacia atrás, pero Shirin empujó su cara hacia adelante.

«Relájate,» dijo Viator con una sonrisa. «Estamos aquí para rescatarte.»

«Oriyn vela por ti, pequeña,» resonó Makar. «Tu padre, el exarch, nos ha enviado. Pagó a mi compañero sin pensarlo.»

Shirin dijo, «Voy a retirar la mano de tu boca. No grites, no hables. Solo escucha. ¿De acuerdo?»

Sabia asintió.

La aman se puso a la vista y la saludó. «Decurion Shirin, a tu servicio. Vamos a sacarte de aquí.»

«Gracias,» susurró Sabia mientras las lágrimas brotaban de sus ojos.

«No susurres,» dijo Makar. «Los susurros pueden llegar a una distancia considerable. Solo habla en un tono bajo.»

Viator miró a Makar sorprendido.

Shirin sonrió. «Bueno, bueno… finalmente alguien se las apañó para callar al castanic.» La lancer cortó las cuerdas con un cuchillo.

«Soyy Viator,» dijo el arquero. «Éste es Makar. Si hay que luchar, mantente cerca de él.»

La expresión de Makar no cambió, pero el priest sintió una inmensa satisfacción con la nueva sensación de que Viator confiaba en él.

Shirin tocó a Makar en el brazo. «Es la hora de las bendiciones.»

Viator retrocedió. «¡No me bendigas! Los dioses son de mal agüero. Todo el mundo sabe eso.»

«He oído esas palabras de muchos castanics,» murmuró Makar. «Envía a Nerys y a Halwyn. Tu permanece vigilante en su lugar.»

Una explosión sacudió el suelo seguido de un terrible silencio.

Shirin agarró su lanza. «Vamos – ¡esa fue Nerys!»

Gritos de alarma y atronadores tambores resonaron por todo el cañón. Los kulkaris aullaban y rugían mientras corrían hacia los intrusos.

«Oh, maldita sea.» Viator dirigió una sonrisa a Makar. «Tú mata a los de la derecha, yo mataré a los de la izquierda.»

«No.» La profunda voz de Makar sonó firme. «Tengo que traer de vuelta a Shirin. ¡Tenemos que permanecer juntos!» Makar agarró a Sabia y la llevó con él. «Estarás a salvo detrás de nosotros.»

«¡Bromeaba!» Viator giró la mirada hacia Makar. «¡Era una broma!» El castanic se apresuró para alcanzar a Shirin – que no era poca cosa, dada su larga zancada.

Makar y Viator doblaron la esquina para ver como Halwyn giraba su espada en círculos de forma interminable. El kulkari sangraba a chorros pero el slayer fue forzado a retroceder. Nerys lanzaba ardiente muerte de todas las formas que podía. Shirin saltó a la palestra, atravesó a varios kulkari con su lanza, para luego golpear a un puñado con la parte de atrás. Viator disparó a un trío de kulkaris que intentaban flanquear a la slayer, perforando a uno con un descarga confusa.

TERA Hispano fansite oficial españa

La situación empeoraba a cada momento. Un mar de kulkaris corría hacia los soldados y su joven carga. Makar agarró la mano de Sabia y la arrastró hacia atrás. Levantó su bastón y canalizó una columna de remolinos de energía durante un momento. Hubo un breve destello y los demás soldados aparecieron junto a él, sorprendidos, pero fuera de peligro por poco. Levantó su staff de nuevo, y parecía que volvería a lanzar un remolino de energía. Halwyn, perdido en su sed de sangre, corría de nuevo hacia la pelea, pero fue lanzado hacia atrás por el poderoso brazo de Shirin. El hechizo de Makar se dispersó, y el mundo se quedó a oscuras.

Makar escuchó las olas rompiendo en la distancia. El mundo se iluminó y vieron las banderas de la Federación Valkyon en un campamento. Sorió con satisfacción. Estaban a salvo. Viator empezó a bailar de alegría. Shirin miró a Makar durante un rato, luego lo elogió de forma clara.

«Lo has hecho,»dijo con orgullo. «¡Nos has sacado de allí!»

Makar negó con la cabeza. La arrogancia no era su fuerte. «Yo no soy más que un instrumento de los dioses. No nos salvamos por mi mano, sino por mi fe.»

Viator dio unas palmaditas al gigante en el hombro. «Tus rápidos pensamientos no dolieron tanto.» Se rió y comenzó a bailar con la confusa Sabia.

«Todavía tenemos una misión que cumplir,» dijo Shirin. «Makar, mira a ver si el oficial del campamento tiene scrolls que nos puedan llevar de vuelta a Velika. No tengo ganas de andar todo el camino de regreso a Tulufan.»

El baraka asintió y sonrió. «Como ordene, Decurión.»

Viator se retiró de Sabia con un gran ademán. «Entonces vino de fuego para todos mis amigos,» mirando directamente a Makar, «¡incluso para el priest!» El resto del equipo se echó a reír. Makar estaba muy complacido hasta que añadió Viator, «¡El novato paga la ronda!» Shirin y los demás lo vitorearon mientras Makar sonreía. A Makar no le importó; finalmente había conseguido su lugar.

About the Author

terahispano
Tera-hispano es el fan-site oficial de información sobre Tera Online en español más importante y completo.