Tráiler del MMORTS KingZ

La última compañía en subirse al carro de los MMORPG ha sido ZPowered con su nuevo título: KingZ. Este novedoso juego fusiona los MMO con la estrategia en tiempo real y un sistema de cartas coleccionables. Vamos, lo que viene siendo un MMORTS con algunos extras en forma de cartas, similar a lo que se pudo ver hace años en Age of Empires III.

De momento se sabe poco sobre el juego. Los reinos de cada jugador estarán instanciados y desde ellos podremos gestionar el desarollo de nuestra civilizacón y disfrutar de partidas en tiempo real sin que nadie nos moleste. La faceta MMO de KingZ llega en el momento en el que salimos a explorar más allá de las fronteras de nuestro reino y encontramos a nuestros vecinos y recursos mientras exploramos el vasto mundo. El temor de muchos jugadores a perder sus reino cuando estén desconectados no tiene cabida en KingZ, ya que nadie podrá atacarnos si no estamos conectados, y, evidentemente, nosotros tampoco podremos atacar a jugadores offline.

Juega bien tus cartas en KingZ puede marcar la diferencia

El apartado de las cartas se divide en tres tipos. Uno de estos grupos afectará a nuestros recursos, tecnologías de cosechas, etc; el grupo armamentístico mejorará, obviamente, nuestras habilidades en combate, potenciando nuestras unidades. El tercer y último grupo también es militar, pero en este caso centrado en nuestras unidades y tácticas de asedio.

La combinación entre gestión de un reino y la exploración en tercera personaje con nuestro héroe es una apuesta muy intrépida y novedosa que hasta ahora no se había visto dentro del género MMO. Los gráficos sin ser espectaculares son resultones y la cantidad de amigos  y enemigos con los que nos encontraremos hacen el resto.

Si quieres saber más sobre KingZ, visita su página web oficial y mantente atento a las noticias que vayan apareciendo en MMOGamer.es.

About the Author

Elliot Castellanos
Enganchado a un mando desde los 4 años, por ello, ahora no sé diferenciar la realidad de la ficción. Escribo a lomos de mi corcel blanco y veo orcos por todas partes.